menu
Prénatal

Ropa de premamá: ¿qué comprar?

Primer trimestre

Durante el embarazo, la ropa pronto comienza a quedar ajustada y ya no sienta como antes: los pantalones no cierran y los sujetadores parecen demasiado pequeños. Afortunadamente, no es necesario cambiar todo el armario, pero hay varias prendas premamá que pueden ser de gran utilidad con el tiempo.

A estas alturas, probablemente alguien se esté preguntando: ¿qué se entiende por ropa de premamá? ¿Qué prendas premamá debería comprar? ¿Cuándo es el momento adecuado para hacerlo y en qué debo fijarme a la hora de elegir?

¿Qué es la ropa de premamá?

La ropa de premamá incluye prendas que se adaptan a los cambios del cuerpo durante el embarazo. Por lo general, tienen una parte de tejido elástico que se amolda al crecimiento de la barriga, lo que hace que sean mucho más cómodas que la ropa normal y tengan un mejor ajuste.

Claramente, durante el embarazo, la barriga no es lo único que crece; el tamaño de los pechos, las caderas y las piernas también suele aumentar. Para algunas mujeres, el cambio es mínimo, por lo que pueden seguir usando su propia ropa durante todo el embarazo, sin tener que recurrir necesariamente a la ropa de premamá. Para todas las demás, el consejo es muy simple: prestar atención siempre a cómo queda la ropa y decidir en consecuencia. ¿El botón del pantalón ya no llega al cierre? Unos pantalones premamá con una banda elástica vendrán de perlas. ¿Parece que las blusas y las camisetas han encogido? No hay problema, las camisetas premamá son más largas y evitan que la tela se levante con el crecimiento de la barriga.

¿Cuándo comprar ropa de premamá?

El momento para comenzar a usar ropa de premamá varía de una mujer a otra. Hay quienes logran usar vaqueros normales hasta la mitad del embarazo y quienes tienen que abandonarlos ya en las primeras semanas, sobre todo al final del día. De media, la ropa de premamá se compra alrededor del tercer mes de embarazo, pero siempre es mejor evaluarlo según tus necesidades. A menudo, la primera ropa de premamá que se compra son los pantalones, ya que es la primera prenda que empieza a quedar ajustada.

¿Qué ropa de premamá se necesita?

La utilidad de la ropa de premamá depende principalmente de las prendas de vestir favoritas de la futura mamá. Si suele llevar vestidos, entonces los vestidos y los leggings premamá pueden ser muy útiles. Si, por el contrario, los vaqueros siguen siendo la prenda preferida, entonces es mejor optar por pantalones premamá.

Además, para poder dar el pecho cómodamente, es útil añadir a la lista de la compra alguna prenda de abrigo con un pequeño top por dentro, que te permitirá llevar ropa de premamá tanto durante como después del embarazo. Entre las diversas posibilidades, aquí mostramos una lista de prendas premamá que no deben faltar en el armario, para elegir según el estilo y las necesidades de la futura mamá.

Pantalones premamá

A partir de la novena semana de embarazo, el botón de los vaqueros ya no cierra como antes y los pantalones ajustados ya no quedan bien. Este es el momento perfecto para comprar uno o, preferiblemente, dos vaqueros premamá. Los vaqueros premamá con cintura más baja (que no llega al vientre) son útiles para el primer y segundo trimestre. Después, se puede optar por vaqueros con una cintura más alta. Otro consejo valioso sobre el color: los vaqueros premamá azules y negros se pueden combinar fácilmente con todo. Es bueno tenerlo en cuenta.

Vestidos premamá

Un vestido premamá es ideal tanto para ocasiones especiales como para el día a día y es multifuncional: se puede combinar con leggings calentitos para los días más fríos o con sandalias y zapatillas para los periodos más cálidos. Además, es una prenda que se adapta a todos los meses del embarazo, desde los primeros atisbos de barriga hasta el vientre prenatal; siempre que, por supuesto, el vestido premamá no sea demasiado corto.

Leggings o medias

¿Se necesitan leggings o medias para combinar con un vestido? Excepto en verano por el calor, ¡son muy recomendables! En primer lugar, siempre es mejor comprar medias o leggins premamá y no optar por una talla más grande sin más. La ventaja de las medias premamá es que dejan suficiente espacio para la barriga. En las medias normales, la costura atraviesa la barriga, mientras que, en las medias premamá, hay dos costuras a lo largo de cada lado del abdomen para dejar el vientre más libre.

Además, en los leggings premamá el elástico se coloca por encima de la línea de las caderas, por lo que son más cómodos, no se caen y la banda no se ve debajo del vestido. Asimismo, la mayoría de los leggings premamá también brindan un soporte ligero para la barriga y no hacen daño.

Ropa de premamá para estar en casa

¿Qué hay más cómodo que sentarse en el sofá y leer un buen libro o ver la televisión? Un conjunto premamá suave permitehacer eso con la máxima comodidad, durante todo el embarazo. Y también es ideal para las revisiones médicas: con él es posible estar perfecta sin tener que llevar prendas demasiado complicadas de quitar. Y se puede volver a poner fácilmente.

Sujetadores premamá

Los pechos doloridos seguramente no querrán saber nada de un sujetador con aros. Por eso, un sujetador premamá o de lactancia es especialmente útil, tanto para el embarazo como para después. Consejo imprescindible para las futuras mamás: ¿Por qué esperar al parto para comenzar a entrenarse con sujetadores de lactancia? Cuanto antes se aprendas, menos tiempo se perderá después.

Slips y braguitas premamá

La ropa interior ajustada es incómoda y no es agradable a la vista. Durante el embarazo, por lo tanto, es útil usar braguitas premamá. ¿Y qué pasa con las compresas enormes que tienen que llevar a veces las futuras mamás? No, lamentablemente no caben en la ropa interior normal. Las braguitas y los slips premamá son cómodos también para este fin.

Pañuelo de lactancia

Una bufanda o un pañuelo son accesorios muy prácticos que pueden resultar increíblemente útiles, incluso como regalo. Los vestidos premamá por lo general no están disponibles en muchos estilos y colores, pero ponerse algo bonito en los hombros puede darle vida al look en un instante. ¿Y después del parto? El pañuelo premamá se transforma fácilmente en un pañuelo de lactancia, que es ideal para crear un momento de intimidad con el bebé, lejos de las distracciones externas.

Zapatos cómodos para el embarazo

Mejor invertir en un par de zapatillas de deporte cómodas y de calidad. De esta forma, no solo los paseos durante el embarazo serán más agradables, sino que las zapatillas también serán útiles para salir con el cochecito después del parto. Un consejo más: si el parto está programado para el verano, es mejor elegir zapatos que sean cómodos incluso cuando los pies estén especialmente hinchados.

¿Qué talla de ropa de premamá comprar?

Por lo general, basta con comprar la talla que se usa habitualmente. La ropa de premamá es adecuada para la barriga en crecimiento y está diseñada para tener en cuenta las áreas donde se necesita la tela extra. Para las mujeres que aumentan mucho de peso durante el embarazo y se sienten más cómodas con ropa holgada, es mejor comprar una talla más.

¿Cómo saber si la ropa de premamá es de la talla adecuada?

Al comienzo del embarazo, la ropa es inevitablemente más cómoda y no queda demasiado ajustada, porque está diseñada para adaptarse a un cuerpo que crecerá rápidamente. Sin embargo, desde la mitad hasta el final del embarazo, lo mejor es que la futura mamá se pruebe la ropa de premamá: si la ropa no aprieta la piel y se siente cómoda, incluso cuando está sentada, entonces la talla es la correcta.

Consejos para comprar ropa de premamá

  1. Buscar marcas especializadas en ropa de premamá. Su ropa suele ser la más cómoda
  2. No esperar demasiado para comprar ropa de premamá: la ropa demasiado ajustada puede resultar molesta.
  3. No comprar toda la ropa de premamá a la vez: es posible que se necesite una talla más grande en la última etapa del embarazo.
  4. Elegir en la medida de lo posible tejidos transpirables, como el lino y el algodón: son los más agradables para la piel y no retienen demasiado el calor.
  5. Si no se cuenta con energía para recorrer la ciudad en busca de ropa de premamá, siempre se puede pedir online, tal vez en diferentes tallas, y devolverla en caso de que no quede bien. ¿Cómodo, verdad?
  6. Prestar mucha atención a las tallas a la hora de comprar sujetadores premamá y de lactancia. En el embarazo, los pechos crecen una media de dos tallas; por lo tanto, es aconsejable no comprar un sujetador premamá demasiado pequeño y comprar uno de lactancia solo al final del embarazo: ese es el único momento en el que se puede estar segura de la talla (temporal) adecuada.

Sobre embarazo también te aconsejamos

Tercer trimestre Las últimas semanas de embarazo, ... Tercer trimestre Embarazo y depresión: todo sobre ... Segundo trimestre ¿Se puede hacer ejercicio durante... Segundo trimestre Flujo vaginal en el embarazo: ¿có...

Artículos más leídos

Tercer trimestre Dieta para embarazadas: el menú i... Primer trimestre ¿Cómo saber si es niño o niña? Cá... Segundo trimestre Insomnio en el embarazo: qué hace... Primer trimestre Consejos para el dolor de senos e...