menu
Prénatal

¿Es posible seguir haciendo deporte durante el embarazo?

Segundo trimestre

Por lo general, es posible continuar practicando deporte y entrenando durante el embarazo ya desde las primeras semanas. Especialmente si el cuerpo está acostumbrado a hacer ejercicio, la natación, los paseos y el crossfit o el ciclismo no suponen ningún peligro. Sin embargo, es mejor evitar ciertos deportes por el riesgo de recibir patadas o golpes de balón en la barriga. Tal es el caso de los deportes de contacto, como el judo o el kárate, los deportes de altura o los de pelota, como el fútbol, el voleibol, el balonmano, el hockey y el baloncesto.

Precauciones a la hora de hacer ejercicio durante el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo experimenta una serie de cambios de los que conviene ser consciente. Debido al aumento de peso, los músculos y las articulaciones están sometidos a más tensión de lo habitual, lo que supone un mayor riesgo de lesiones, por lo que es importante hacer las cosas con calma y no forzarlas en modo alguno. Los requerimientos energéticos también son mayores, por lo que es importante comer siempre algo antes de hacer deporte.

Practicar deporte durante el embarazo beneficia la salud general de la futura mamá y la ayuda a no aumentar excesivamente de peso. Se puede practicar desde el primer trimestre. Sin embargo, hay que tomar algunas precauciones. La postura del cuerpo cambia a medida que avanza el embarazo, por lo que es necesario mantener una posición erguida y distribuir el peso entre ambas piernas de manera uniforme. Además, los cambios en la circulación y la tensión arterial hacen que disminuya la resistencia, por lo que es importante hacer ejercicio de forma más lenta.

Entrenar durante el embarazo: algunos consejos

El deporte es bueno, pero con moderación. Durante el entrenamiento en el embarazo, se debe escuchar al cuerpo con atención. En el momento en el que se acelera la respiración o se necesita más tiempo para recuperarla, hay que reducir la velocidad. La presencia de contracciones abdominales o dolor tras el ejercicio también indica que es recomendable reducir la intensidad.

Evitar los deportes de riesgo

Los deportes con muchos cambios de ritmo y cambios rápidos de dirección resultan más agotadores durante el embarazo. El crossfit en el embarazo, por ejemplo, se recomienda con moderación y es preferible contar con la supervisión de un entrenador personal. También hay que evitar los deportes de pelota, los de contacto y los que conllevan riesgo de caída, como la equitación o el esquí.

Mantenerse en movimiento es bueno

El consejo general (incluso en ausencia de embarazo) es practicar 30 minutos de ejercicio moderado al menos cinco días a la semana. Si bien aumenta la frecuencia cardíaca y acelera la respiración, el ejercicio moderado permite seguir manteniendo una conversación. La natación, en particular, es un deporte ideal durante el embarazo porque en el agua el cuerpo es más ligero.

Sobre embarazo también te aconsejamos

Segundo trimestre Insomnio en el embarazo: qué hace... Segundo trimestre Dolor pélvico durante el embarazo... Tercer trimestre Dieta para embarazadas: el menú i... Segundo trimestre Diabetes gestacional: síntomas y ...

Artículos más leídos

Tercer trimestre Dieta para embarazadas: el menú i... Primer trimestre ¿Cómo saber si es niño o niña? Cá... Segundo trimestre Insomnio en el embarazo: qué hace... Primer trimestre Consejos para el dolor de senos e...