menu
Prénatal

Consejos para el dolor de senos en el embarazo

Primer trimestre

Algunas mujeres experimentan dolor en los senos durante el embarazo. Puede suceder desde el principio y, efectivamente, es uno de los primeros síntomas: la mama, que se está preparando para la lactancia, sufre un cambio importante que también puede provocar sensibilidad, tensión o dolor. Además, el dolor de senos durante el embarazo puede no ser muy diferente del dolor premenstrual.

Bajo la influencia de las hormonas, los pechos se vuelven más grandes y pesados. Además, el aumento del riego sanguíneo y el desarrollo de las glándulas mamarias contribuyen a que los pechos estén más hinchados durante el embarazo. El área de alrededor del pezón (la areola) puede oscurecerse y, a veces, incluso se pueden ver pequeños vasos sanguíneos en los pechos. Esto explica las causas de los posibles dolores en los pezones, tanto durante el embarazo como durante la lactancia.

Grietas en los pezones

La irritación de los pezones puede provocar grietas llamadas fisuras mamarias; una molestia que debe tratarse, porque puede resultar muy dolorosa y desesperante para las madres primerizas. En caso de inflamación de la glándula mamaria durante la lactancia, esto se denomina mastitis. Este proceso inflamatorio puede estar causado por una congestión mamaria o por una infección bacteriana favorecida, a su vez, por las grietas en los pezones.

Dolor en los pezones durante el embarazo

El dolor en los pezones durante el embarazo suele darse a partir del sexto mes. De los pezones puede salir un líquido amarillento: el calostro. Las glándulas mamarias reciben señales para comenzar a producir esta sustancia, con la que la futura mamá podrá alimentar a su bebé semanas más tarde. Durante las primeras tomas, el bebé tomará este fluido nutritivo; solo entonces los senos empezarán a producir leche. Si tus pechos gotean constantemente, no hay ningún problema: puedes usar discos absorbentes cómodos que evitan manchar la ropa.

Marta, futura mamá: «He tenido mucho dolor en los pechos durante el embarazo. Tan pronto como llegaba a casa, inmediatamente me quitaba el sujetador y me sentía mucho mejor».

Algunos consejos para aliviar eldolor en los pezones durante el embarazo

Estos son algunos consejos para aliviar el dolor en los pechos durante el embarazo:

Usar un sujetador premamá

Los sujetadores premamá brindan un soporte adicional y, por lo general, no tienen aros. Gracias a su tejido suave y elástico, no irritan (como, en general, toda la ropa de premamá) y se pueden ajustar durante el embarazo para adaptarse al crecimiento de los pechos. En definitiva, ¡aportan el máximo confort!

Aplicar calor

Una ducha tibia, una compresa o una botella de agua caliente ayudarán a aliviar el dolor en los pechos y pezones durante el embarazo.

Hablar sobre el dolor de pechos en el embarazo

El hecho de que sea un área más íntima no significa que no deba nombrarse. ¡Al contrario! Hablar sobre el dolor en los pechos durante el embarazo es el primer paso para mantener este tema bajo control.

No estimular la zona si te duele

Durante el embarazo, a algunas mujeres no les gusta la estimulación de los pechos por parte de su pareja. Una vez más, la comunicación y la información son la clave para evitar más dolor e incomodidad.

Sobre embarazo también te aconsejamos

Tercer trimestre Piernas inquietas durante el emba... Tercer trimestre El síndrome del nido durante el e... Segundo trimestre Colestasis del embarazo: síntomas... Segundo trimestre ¿Se puede hacer ejercicio durante...

Artículos más leídos

Tercer trimestre Dieta para embarazadas: el menú i... Primer trimestre ¿Cómo saber si es niño o niña? Cá... Segundo trimestre Insomnio en el embarazo: qué hace... Primer trimestre Consejos para el dolor de senos e...